El Muro de Berlin y los excesos de Occidente

>¿Es el muro de Berlín más importante para la historia que el Muro de la Tortilla o el del Racismo en Palestina?

http://www.webislam.com/
Geopolítica – 11/11/2009 8:48 – Autor: Abdel Aziz Valdez – Fuente: Webislam
Por todos lados se escuchan las voces de los analistas, de los que vieron con sus propios ojos ese momento histórico que fue el derribo del Muro de Berlín, creo que poco podemos agregar a lo ya dicho.

Estruendosos fueron los fuegos pirotécnicos que lucieron el día de ayer en la Plaza Berlín en la ciudad de Guatemala, que al igual que otros cientos más desperdigadas a lo largo del mundo, celebraron “la libertad” como guía dispuesta desde la Cancillería Alemana.

Ha sido interesante es también observar como los liberales sacan sus vetustas banderas de “democracia y libertad” y se arriman a las celebraciones, “gano la libertad contra la opresión”. Una ciudadana alemana residente en la ex RDA, con sus propias palabras en español dijo, “nosotros no carecíamos de nada en la RDA” no con tono de reproche sino para evidenciar un fenómeno curioso en aquel evento. La libertad a la que los liberales hacen alusión era esencialmente la de locomoción fuera de su patria y la de la expresión “digamos” en el modelo occidental, no era una discusión de lucha contra el hambre, la exclusión social, vaya, ni siquiera por la existencia de un Estado Patriarcal o racista, era simple y sencillamente el poder acceder al consumo.

Para no aguadar la fiesta, no se menciona como miles de berlineses de la RDA regresaron a sus viviendas después de finalizada la fiesta, la resaca era evidente, pero con la caída el muro, el camino hacia atrás era imposible.

“Una revolución” decían otros en tono dramático y elevan a calidad de héroes aquellos que en la fría noche del 9 de noviembre de 1989 se acercaron al paso fronterizo y exigieron el paso. Al fin se era libre, para ¿qué? Para comprar, para qué más, televisores japoneses, comida chatarra norteamericana, pornografía francesa y la ya presente droga colombiana, esta visión kafkiana me recuerda a los refugiados cubanos en esa misma década, luego de estar días en el mar los guardacostas norteamericanos los acogen y lo primero que gritan es ¡libertad! ¡Libertad! ¡Muera Castro! ¡Muerte al comunismo! Hombres y mujeres que en nada se parecían a mis hermanos centroamericanos y mexicanos que atravesaban ríos y desiertos, desnutrición, desanimo, dolor, manos curtidas por el trabajo, hambre, hambre y más hambre, ignorancia.

Claro, veo que el concepto de libertad que alemanes y mesoamericanos, es un tanto diferente, me cuesta entender lo que allá sucedió y luego como lo intentan vender, y eso que estamos en el mismo hemisferio, ¿represión política, si claro!, Guatemala todavía posee 50,000 desaparecidos, El Salvador un número similar, ¡Caída del Socialismo!, en Guatemala se tardaron siete años más para que la paz fuera firmada al fin, después de este 1989, las partes estaban involucradas en un proyecto de acuerdos de paz que pudiera calzar perfectamente con los requerimientos de la comunidad internacional, vaya si Alemania que ya era potencia económica en 1989 y con la reunificación no digamos, podía alcanzar niveles de diplomacia sin precedentes, así lo hizo. Los discursos socialistas cambiaron a de Derechos Humanos, la inclusión de la mujer, fin del racismo, todo cabía fuera del discurso del socialismo.

Recuerdo que acababa de ingresar a la universidad y muchos catedráticos y compañeros se esforzaban por desmentir que el socialismo “Real” estaba en cuidados intensivos. ¡No! que la lucha por el socialismo continua, para El Salvador ese mismo año se emprendió la más grande ofensiva de parte del FMLN contra el Ejercito Salvadoreño, y empujo a las partes a Firmar tres años después la Paz. En Nicaragua, Ronald Reagan, no solo impulso con más fuerza la presencia militar en Honduras, sino que apoyo a la UNO Unión Nacional Opositora para que derrotara electoralmente a los Sandinistas, claro después de una agresión brutal que costo más de 17,000 millones de dólares en destrucción de puentes, puertos, carreteras, ingenios, y mucho más, más los miles de muertos.

El ciudadano alemán que esa noche cruzo la Puerta de Brandeburgo y pudo observar las luces de los almacenes en Berlín occidental, no pudo entender que detrás de cada paso, los liberales convirtieron esa victoria del pueblo alemán en el Caballo de Batalla a nivel global contra el comunismo, que costo miles de muertos, ahora pueden comprar un televisor japonés.

Muerte y libertad en 28 años de muro

Del 13 de agosto de 1961 al 9 de noviembre de 1989 murieron tratando de cruzar el Muro aproximadamente doscientos personas, algunos buscando a sus familias, otros huyendo de la persecución de la Policía Política. Son muchos los films de la industria Hollywoodense que planteaba la “denuncia”.

En 15 años en la frontera entre Estados Unidos y México han muerto aproximadamente 5,600, ahí se ubica un muro de 3,200 km, que comparado con los 45 km del de Berlín. Pero para los teóricos del liberalismo el valor del muro, en comparación con otros muros existentes hoy en día es su valor simbólico en cuanto a las relaciones entre los polos políticos existentes en ese momento, sin embargo, cuando vemos las dimensiones del muro de la frontera norte de México lo que se observa es una de las más grandes barreras del racismo y la contradicción misma del capitalismo; nunca se verán manifestantes derrumbando este muro, no mientras las entrañas del liberalismo sean las mismas que han subsistido en casi todo el siglo XX.

En Palestina otro muro se erige con el financiamiento de la deuda pagada por Alemania por el Holocausto. 709 km que destruye poblaciones enteras, que ha condenado a muerte a miles de seres humanos. Israel se siente con la suficiente solvencia moral para enmendar la plana a Alemania sobre lo que es racismo y no.

¿Es el muro de Berlín más importante para la historia que el Muro de la Tortilla o el del Racismo en Palestina? Los niveles de comparación pueden no ser los mismos, sobre todo porque el primero se reivindica como un logro de occidente, y nada más alejado que eso, de haberse producido la salida ordenada hacia Berlín occidental, de haber dejado que la plana reformista hubiera realizado el recambio político después de la salida de Honeker, probablemente la historia sería distinta, pero es lo fue.

Las revoluciones blancas, verdes, naranjas tratan de reivindicar esos acontecimientos de 1989. Las revueltas de colores no llegan a la Frontera de México-Estados Unidos o a la Palestina ocupada, porque este lado del muro no hay color.

Epílogo del domino “Los fantasmas de la segunda guerra no mueren”

Los batallones alemanes celebran la reunificación en Afganistán, jóvenes que probablemente no conocieron el muro, pero si saben de que el nuevo orden social, liderado por Estados Unidos y su “lucha contra Terrorismo” demanda a sus aliados más determinación, es así como Alemania libre ahora se siente nuevamente con la solvencia moral para mandar soldados a conflictos lejanos, se ha alejado el recuerdo de los cuerpos de partisanos que osaron resistir a la ocupación alemana, en la Europa ocupada.

La revolución de color llevada a Afganistán es menos plana, es verde camuflaje, el ideal de libertad ahora monta un tanque.

Acerca de www.meditacionmusica.com

http://www.libros2012.net www.meditacionmusica.com www.musicameditacion.com www.meditacion.video
Esta entrada fue publicada en el muro de Berlín, los excesos de Occidente. Guarda el enlace permanente.